jueves, 26 de enero de 2012

Cuestión de respeto.

He tenido una conversación muy desagradable con una mujer embarazada de mellizos y su madre, bastante sobradas las dos, que ahora me está repateando por dentro.

Primero las típicas preguntas sobre el embarazo (ella está de 5 meses), el parto, etc... y después sobre lo que viene luego, y tal vez yo soy demasiado sincera pero creo que le hago flaco favor al que pregunta si no le digo la verdad, y mi verdad respecto a la crianza de múltiples es simple: es muy duro, hace falta apoyo y mucha organización.

Hasta aquí todo bien, entiendo que ellas, como primerizas, la una como madre, la otra como abuela, quieran verlo todo muy bonito y crean que no es para tanto. Pero cuando sale el tema de las cunas y confieso abiertamente (orgullosa además) que yo duermo con mis hijos, me suelta la otra: "vaya malcriados", y yo, algo estupefacta, intento abrirle la mente con aquello de... "es más cómodo cuando lloran por la noche", a lo que la sobrada contesta, "si lloran me levanto, total!", será ilusa!!! y mal educada!!! Otra vez yo estupefacta intento zanjar con un "son maneras de verlo".

A continuación la señora sobrada comenta que es mejor educarles bien desde el principio, que ya es bastante atender a dos bebés durante el día como para encima aguantarles por la noche (pues nada, le das al botón de off, si es que yo lo dejo encendido por puro masoquismo...), que ella piensa volver al trabajo a los 7 meses y que entonces les cuidará su madre (la sobrada 2), que para colmo no puede caminar, y será muy apañada, muy cariñosa y muy creativa la señora madre, pero se le hará un pelín cuesta arriba, seguro!! Intento, con toda mi buena fe, por los niños más que nada, convencerles de que tal vez la señora madre sola no pueda con los dos, que igual preveer un poco de ayuda le va bien. Horror!! qué he dicho?? Ahí sale la vena sobrada de la señora madre afirmando de forma tajante que es una cuestión de organización, que no coincidan las tomas y listo! (literal).

Y ya yo respiro tranquila... claroooo... como sólo es cuestión de alternar los biberones!! Como un bebé no necesita que le cojan en brazos, que le acunen, que le cambien el pañal (también puede alternarse es cierto), que le consuelen si le duele la tripita, que le bañen, que le vistan, que le lleven al médico... Ah! no importa, se alterna y listo!!

Llegados a este punto y como soy bastante idiota me limito a decir: "bueno, tienes mi correo, si necesitas desahogarte me escribes". Y la pedazo sobrada mal educada le dice a su madre: "es que mamá, esta chica es muy joven...".

¿¿¿Cómo???, no he sacado la furia porque la guardo para mejores ocasiones pero he contestado muy pacientemente: "mira guapa, esto no es una cuestión de edad y con lo joven que soy tengo más energía y más experiencia que tú."

Habrá sido la mirada, pero a continuación se han marchado.

Y yo no dejo de repetirme: "¿por qué tengo que ser tan condenadamente correcta!!!?"

14 comentarios:

  1. Ay Nely.
    Si supieras cuantas veces me he visto en situaciones parecidas... no con mellizos, sino con determinadas ideas sobre crianza.
    Yo no critico la forma de hacer de los demás y cuantas veces hubiera querido el mismo respeto para mi y no ser tratada como mama-incompetente, en mi caso no por la edad, sino por tener un solo hijo y, claro... "es que no tiene experiencia, no sabe..."

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema es que los que menos critican acaban siendo los criticados... y bueno, a mi lo que digan a mis espaldas me da bastante igual, pero que me falten al respeto en la cara, ya... es pasarse!!
      En fin, se inculca con el ejemplo.

      Eliminar
  2. Me encanta lo de "las sobradas"! La verdad es que este tipo de personas, tan insensibles hacia la vida y los niños/as, dan tristeza pues esconden su represión de sentimientos y su falta de conocimientos, tras la coraza de su soberbia que las torna tan impertinentes y maleducadas (sobradas, como dices tu). Lo peor de todo es que a los niños/as que nacen y viven en este tipo de entornos familiares, tan tradicionales y supinos, se les domestica más que educa y crecen aplicando lo recibido sin, tan siquiera, pararse a pensar si es correcto o no!
    Muchos besos te tienes que dar por no parecerte a ellas ni mijita!!!!
    Que tengáis un bonito y bello día!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por los niños lo siento sobre todo, lo que les espera... me queda la esperanza de que la maternidad suponga un vuelco en las creencias de esta mujer. Y sí que debería quererme un poco más pero tiendo a olvidarlo... Gracias!!!

      Eliminar
  3. Que paciencia hay que tener!! A mi me pasa a diario por la calle, sobre todo con el tema de no tener más hijos, me lo dice tooodo el mundo y estoy artita ya, que manía tiene la gente de opinar de la vida de los demás...pero bueno prefiero ser correcta y escaparme rápidamente y ya está, cada uno con su vida y con sus cosas. Y si alguien pide consejo y lo acepta bien y no que se apañe si tanto sabe, que luego ya le vendrán los jarros de agua fria y se acordará de ti...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso Cíntia, qué paciencia hay que tener...!!!

      Eliminar
  4. Ambas sobradas se van a llevar una sorpresa muy grande cuando vean que la cuestión no está en simplemente no hacer coincidir las tomas. No te sientas mal, sabes que todo llegará a su tiempo, que las intentaste aconsejar y que no funcionó. Se acordarán de ti muy a menudo en un futuro, eso te lo aseguro... ;). Un Saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si que se van a llevar una sorpresa si, jiji.

      Eliminar
  5. Jejjeje como ya dicen por aquí ya se llevarán su ración, tarde o temprano, como a mas de una de vosotras seguro a mí se me a rejuzgado, readvertdio... que no duerma contigo, que hace todavia con teta, que le obligues a comer..., pero luego se sorprende de toooodaaassss las cosas que hace con autonomía, seguridad y lo feliz que es!!! Normal es un niño que no tiene preocupaciones y al que no se le está continuamente fastidiando. Saludos y ainsss yo también me quemo enseguida pero he aprendido a que callada estoy más guapa y así evito oir comentarios que me matan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, calladita estoy más guapa. Y qué gran recompensa tener hijos felices...!! Somos muy afortunadas.

      Eliminar
  6. Estate segura, Nely, que se acordará mucho de ti dentro de unos meses y se arrepentirá de no haberse apuntado tu email jejeje

    ResponderEliminar
  7. Madre mía! Por desgracia hay gente para todo. Mira, yo confieso que cuando estaba embarazada también tenía una visión de la maternidad que dista mucho de la que tengo ahora. Eso sí, jamás se me ocurrió reprochar consejos o no oir todas las versiones, argumentos y vivencias de la maternidad. Es bueno tener todas las opciones posibles y elegir la que más se adapte a nuestra forma de criar

    ResponderEliminar
  8. Pues sí, hay gente para todo y la pena es que eso podría ser una riqueza porque a mi no me molesta que otros piensen diferente, lo que me molesta es que menosprecien mi forma de verlo.

    ResponderEliminar