jueves, 1 de marzo de 2012

Un azote a tiempo...

¿A tiempo de qué?

De ganarte el miedo de tu hijo por encima del respeto y la admiración.
De enseñarle que su cuerpo, su estado de ánimo, sus sentimientos, no merecen ser respetados por la autoridad.
De transmitir que sus necesidades pueden esperar, o simplemente ser anuladas.
De elegir la comodidad, la ausencia de comunicación, el control, y las neuras del adulto a costa de la salud emocional de un niño, el suyo.

Y sí, estamos a tiempo.

A tiempo de cambiar lo aprehendido por lo elaborado, pensado y sentido, por la propia elección.
A tiempo de mirar a ese niño y reconocerlo merecedor de respeto.
A tiempo de observarnos por dentro y preguntarnos, y respondernos, y cuestionarnos, y darnos la vuelta, y empezar de nuevo...

Estamos a tiempo.




13 comentarios:

  1. Me ha gustado mucho la publicación. Sí, estamos a tiempo. Gracias por la aportación.

    Salutaciones. :)

    ResponderEliminar
  2. Me encanta!!!! Ainsss como odio esa frasecita, lo que le diría yo a unos tantos que la dicen... saludos y la foto de tu peque de ayer con su amiguico es genial, vaya par de dos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues dilo mujer! No te cortes!!
      Besos...

      Eliminar
  3. Totalmente de acuerdo, siempre he pensado que educar a un niño dándole un azote no sirve más que para enseñarle a que puedes controlar a los demás si les pegas, que el más fuerte es el que gana, etc ¡Nada bueno!. Igual solucionando esto también podríamos llegar a disminuir los casos de maltrato físico a mujeres y niños...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, muy interesante... ¿lo elaboramos?
      Un abrazo!

      Eliminar
    2. ¿Lo dices en serio? Que si es así a mí me cuentas hasta 3 y ya estoy lista para empezar jajaja. Besotes!

      Eliminar
    3. Genial! Te acabo de mandar un email :)

      Eliminar
  4. Vaya que me asustaste con el título en mi lista de lecturas, jajaja!! Es broma, ya me imaginaba de qué venía la cosa. Gracias por tu post, sumarle reflexión a este tema siempre ayuda! Saludos!

    ResponderEliminar
  5. Genial.
    Estamos a tiempo de darnos cuenta de que esa personita merece un respeto y que el azote a tiempo no educa, sólo siembra miedo y dolor.
    Un abrazo

    ResponderEliminar